Páginas vistas la semana pasada

18 de diciembre de 2010

datos interesantes



La buena conservación de los pinceles depende básicamente de su limpieza.
Figura 1: Quitar la pintura de las cerdas con una toalla de papel.
Figura 2: Sumergir el pincel en un frasco con el diluyente que corresponda, agitar el pincel dentro del líquido y presionar la punta contra la base para despegar la pintura. Es aconsejable utilizar dos frascos: uno para limpiar el exceso de pintura y el otro para aclarar el pincel.
Figura 3: Limpiar el pincel con una toalla de papel y frotarlo varias veces, en ambos sentidos, sobre un pan de jabón blanco.
Figura 4: Tomar la cerda con la yema de los dedos y realizar movimientos ondulantes para que el jabón penetre hasta el borde del metal. A continuación, aclarar el pincel con agua corriente hasta que los pigmentos y el jabón queden eliminados. Dejarlo secar horizontalmente. Guardarlo en la misma posición.
Ten en cuenta ciertos consejos:
a)Las pinturas sintéticas y al aceite (óleos) se eliminan quitando primero la máxima cantidad de pintura sobre un papel.
b)Seguidamente se introducen dentro de un recipiente con aguarrás vegetal hasta que desaparezca toda la pintura.
c)Enseguida se deben lavar con agua tibia y jabón neutro, enjuagando bien hasta que no queden rastros dejabón.
d) Se sacuden para quitar la mayor cantidad de agua y se colocan con el pelo estirado y moldeado con las manos, para que queden en su forma original, dejándolos secar con la cabeza hacia arriba
Las pinturas con bases acrílicas, son muy difíciles de sacar si se secan.
a) Por ese motivo deben limpiarse lo antes posible: se aclaran con abundante agua fría hasta que esta salga limpia.
b) También se enjabonan con jabón neutro y luego se enjuagan bien hasta eliminar el mismo.
c)Se dejan secar dándole la forma original con la cabeza hacia arriba.
Para conservar los pinceles de pelo natural se aconseja impregnarlos de vaselina, así mantendrán su forma y calidad de pelo











Cómo se clasifican los pinceles

Noción primaria y muy general sobre la clasificación de los pinceles:
1 – Clasificación según su forma: Los hay redondos, angulares, chatos, lengua de gato, abanico, linner, mop.
2 – Clasificación según su tamaño: Se numeran del O en adelante (de finos a gruesos), cualquiera sea su forma y tamaño del cabo, el que puede ser corto o largo indistintamente. Los extralargos, también denominados “linner”, son utilizados para delinear o pintar líneas ondulantes. Las cerdas son largas para absorber la suficiente pintura y así poder ejecutar trazos más largos, sin tener que recargar. Su numeración es diferente dado que comienzan con el doble cero (00), triple cero (000), etc.
3 – Clasificación según el material: Los hay de pelo de marta, pelo sintético, pelo de oreja de buey, pelo de pony, pelo de ardilla, pelo de camello, cerda blanca, cerda gris, espuma poliéster. Aquí se detallan sus características principales.
Pelo de Marta: se confeccionan con la cola de la marta cibelina. Son costosos pero da gusto trabajar con ellos. Son ideales para acuarelas y pintura decorativa. Los pelos de marta tienen la característica especiales que hacen que absorba y retenga la pintura para poder trabajar cómodamente con el pincel cargado. Son redondos de punta afilada lo que permite dar una resolución suave, muy acabada, permitiendo también dibujar con total precisión los detalles necesarios. Eran los pinceles más usados y preferidos de los antiguos maestros clásicos.
Pelo sintético: son más económicos y relativamente suaves. Se utilizan generalmente para pintura decorativa con bastante buen resultado.
Pelo de oreja de buey, de pony, de ardilla y de camello: tienen características similares a los de pelo de marta pero de menor calidad, (más blandos y poco flexibles), siendo a su vez, más ventajosos económicamente. Su condición de blando y suave los hace bastante aceptables para pintar sobre vidrio dado que por su trazo no dejan marcas.
Pinceles de cerda: son un poco más rígidos, planos, con el pelo cortado en linea recta, tanto los de pelo corto como largo. Se utilizan generalmente para pinturas con cierto cuerpo como el óleo y los patinados.
También dentro de este tipo encontramos la gama de brochas para estarcir o ponsear. Son los que tienen cerdas cortas que le dan la rigidez necesaria, los hay con extremos planos o redondeados. Se emplean con movimientos circulares y siempre perpendiculares a la superficie que se esté pintando.




Diferentes pinceles que se usan en pintura decorativa

Contar con el pincel adecuado es el primer paso para lograr un trabajo de calidad. No debemos dudar en elegir buenos pinceles, solo así llegaremos a obtener un buen trabajo. Existe gran variedad de pinceles en el mercado, aquí describiremos algunos de ellos, los más usados en pintura decorativa.
PINCELES REDONDOS
Entre estos pinceles tenemos para elegir los pinceles delineadores (o liner) y los redondos para acrílico. Estos pinceles pueden ser sintéticos o de pelo natural.
–Pinceles delineadores: como su nombre lo indica se utilizan principalmente para realizar lineas finas o para hacer algún trabajo en detalle. Este pincel tiene la capacidad de acumular una gran carga de pintura de forma que resulta ideal para escribir o trazar largas líneas, sin la necesidad de cargarlo tantas veces.
–Pinceles redondos: existen un gran número de pinceles de este tipo, desde el más fino para trabajos pequeños hasta pinceles redondos gruesos, muy utilizados en estilos como Bauernmalerai, Zhostovo, etc.
PINCELES PLANOS
Para trabajar con acrílicos utilizamos tres clases de pinceles planos: pincel recto, pincel angular, pincel lengua de gato.
–Pincel recto: este pincel es muy utilizado para trabajar con acrílicos, en pintura country; still Efe, así como también para hacer flores tales como rosas. Es muy utilizado en técnicas como doble carga o flotado.
–Pincel lengua de gato: es un pincel plano con la característica de tener los bordes redondeados. Se emplea especialmente para pintar flores (margaritas, por ejemplo), que quedan muy bien, ya que con una sola pincelada logramos un pétalo muy suelto y con mucha gracia.
–Pincel angular: es muy similar a los dos pinceles anteriores, pero tiene la característica de tener un lado más largo que el otro. Ese extremo más largo se puede utilizar para llegar a los rincones más difíciles.








Disolventes mas usados para limpiar pinceles

Para mantener los pinceles en buen estado, lo mas importante es usar el disolvente adecuado para cada situación o pintura
Disolventes más usados:
En lo que sigue se expresan los disolventes más usados para las diferentes pinturas o accesorios.
1. Thinner: para barniz vitral, laca, masilla tipo B, sellador de madera, extracto de banana.
2. Aguarrás: para barniz marino al aceite, barniz poliuretánico, ceras y pátinas, esmaltes sintéticos, betún de judea, óleos, metal en pasta, plata vieja.
3. Alcohol: para goma laca, anilinas.
4. Agua: acrílicos y látex- acrílicos, barnices acrílicos, betún de )udea al agua, gesso y enduído plástico, set craquelador, craquelador de un componente, cola vinílica, adhesivo para decoupage, goma arábiga, nogalina, pintura plástica, pintura de tela, retardados de secado, dextrina, temperas.










Cómo rebajar la pintura con agua


Los colores generan diferentes sensaciones y jugar con ellos permite plasmar diferentes efectos en paredes y techos. Otra posibilidad es mezclar la pintura con agua para rebajar su intensidad, una medida que determina el nivel de
saturación (fuerte o suave) del color. La clave está en la preparación. Hay que mezclar la cantidad correcta de pintura y agua.
De acuerdo a la técnica a la que se recurra -esponjado, trapeado o aguada- las medidas varían.
–En el primer caso el esponjado: es aconsejable diluir una parte de pintura en diez de agua, si se quiere conseguir un tono fuerte. Para los tonos suaves, se recomiendan 30 partes de agua.
En el trapeado o aguado: la proporción es de una parte de pintura por cinco (fuerte) o 25 de agua (suave), mientras que en la aguada se recomiendan 10 o 20 partes de agua, en función del grado de saturación que se quiera alcanzar.
La mezcla se debe llevar a cabo en un recipiente cerrado. Una vez realizada, se agita hasta diluir por completo la pintura en el agua. Para favorecer su disolución es preferible emplear agua templada. En paredes, la aguada de color, en combinación con el uso de trapos o esponjas, crea diferentes efectos de gran estilo.
Estos utensilios se utilizan para realizar trazados que dan lugar a formas originales. Se puede pintar con líneas rectas (verticales u horizontales), curvas, mediante la técnica del puntIldo o hacer marcas al azar. Para ello, se vierte la pintura sobre un recipiente, se moja el trapo o esponja y se aplica sobre la pared en el modo elegido.






hola si te puedo dar un consejo nunca des por desesperación de vendr tus cosas,medio de pago seña ,guardàs y cuando las termina de pagar retira siempre en todo,no estamos para perder ....en la vida ,debe ser una enseñanza ,no todo el mundo cuida los detalles de los otros ...ojo con la venta es hermosa pero hay que cuidar nuestro capital.
te mando un beso y si no te paga en otro lugar lo harà....dejalo ir y segui para adelante.....













































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada